08-08-2016 Semana mundial de la Lactancia materna



Desde 1992 la Sociedad Argentina de Pediatría junto con UNICEF, el Ministerio de Salud de la Nación, y otras ONG (organizaciones no gubernamentales) celebran la Semana Internacional de la Lactancia Materna. 

Cuando un bebé nace necesita de la seguridad del seno materno para incorporarse a un nuevo mundo. LA LACTANCIA BRINDA TODAS LAS NECESIDADES: nutrición, sostén, contacto y amor seguramente esto lo ayudará a crecer saludable. 

Los beneficios de la lactancia materna son múltiples y de gran impacto sobre la salud pública. Algunos de ellos se manifiestan en el largo plazo, como la prevención de la obesidad,  mientras que otros lo hacen a corto plazo por ejemplo, la reducción del riesgo y severidad de la diarrea, otitis, entre otras.

Estos son algunos de los beneficios principales que aporta la lactancia materna:

Reduce en un 80% el riesgo de hospitalización y muerte por diarrea.

Reduce en un 50% el riesgo de hospitalización y muerte por enfermedades respiratorias.

Reduce en un 63% el riesgo de padecer otitis media.

Reduce en un 36% el riesgo de muerte súbita del lactante. 

Reduce entre el 12% y el 24% el riesgo de obesidad en la edad adulta.

Reduce un 34% el riesgo de desarrollar diabetes Tipo II.

Reduce un 54% el riesgo de padecer enfermedad celíaca.

 Las madres necesitan apoyo en su círculo personal. Para ello su pareja, los familiares directos y allegados desempeñan un papel fundamental. 

El equipo de salud también es un aliado fundamental para que las familias puedan amamantar a sus hijos. 

El Estado y las instituciones públicas no son ajenas a este proceso. Para ello deben articular las estrategias necesarias para mejorar leyes de protección a la lactancia; promover activamente sus beneficios; capacitar a los equipos de salud y promover que la lactancia sea vista como la norma esencial para la salud de los niños.